Monja

Mina Tepes, la princesa de la antigua alianza y gobernante de todos los vampiros, quiere que su raza deje de esconderse de los humanos. Utilizando su inmensa riqueza, ha pagado la totalidad de la deuda nacional de Japón y, al hacerlo, se ganó el derecho de crear un distrito propio de la costa de Japón que se convertirá en el futuro cielo para los vampiros en todo el mundo. Pero en la víspera de la conferencia de prensa anunciando la existencia de vampiros al mundo, terroristas y facciones rivales están planeando asesinar a Mina Tepes antes de que tenga la oportunidad de hacer el anuncio que cambiara el mundo.