Todo el mundo muere

Light Yagami es un brillante estudiante japonés, aburrido y asqueado por la inmundicia de crímenes que cubre el mundo. Su vida cambiará por completo cuando se encuentra una Death Note, un cuaderno que puede hacer que una persona muera tan sólo escribiendo su nombre mientras piensas en su rostro, las Death Note son instrumentos de shinigami (dioses de la muerte), y el que se encontró Light era propiedad de uno llamado Ryuk, el cual dejó caer el cuaderno “por accidente”, según él, pero lo cierto es que se encontraba tan aburrido como Light. Cuando Light comprueba por sí mismo lo que el Death Note puede hacer, Light decide limpiar el mundo de criminales usándolo.