Clubes escolares

Buntaro es un estudiante que quiere ser algo, pero no consigue decidirse por qué. Un día una compañera de clase llamada Sayuki anuncia que va a trabajar en un juego bishojo, y quiere que Buntaro se una a su equipo porque escribió en su momento un buen guión para el club de teatro. El principal problema es que Buntaro no tiene ni idea de juegos bishojo.

Tomoya Okazaki es un joven de tercer año de instituto que parece importarle poco su desempeño escolar, y sumada a su actitud conflictiva originada por problemas familiares, es marcado como “delincuente” en su escuela por la gran mayoría de sus compañeros que están más ocupados pensando en lo que harán una vez acaben la escuela. Tomoya, sin amigos, oficio ni beneficio; conoce providencialmente a Nagisa Furukawa, una chica enfermiza algo lenta en los estudios que se quedó sin amigos puesto que todos ellos ya se habían graduado. Poco a poco ambos entablan amistad y mientras el joven empieza a descubrir que su escuela no era tan mal como aparentaba, empieza a conocer a mas chicas. Sin embargo, a pesar de todo, el muchacho y sus amigas guardan secretos, sueños y deseos que irán entrecruzándose.